ajax-login-script **
buttonizer_frontend_javascript **
tx-scripts **
isotope **
imagesloaded **
magnific-popup **
flexslider **
contact-form-7 **
jquery **
tp-tools **
revmin **
tx-main-scripts **
bootstrap **
owl-carousel **
lightslider **
cookieconsent **
comment-reply **
jquery-lazyloadxt-extend **
wp-block-library ||
wp-block-library-theme ||
buttonizer_frontend_style ||
buttonizer-icon-library ||
tx-style ||
magnific-popup ||
flexslider ||
contact-form-7 ||
rs-plugin-settings ||
uaf_client_css ||
parent-style ||
child-style ||
bootstrap ||
tx-main ||
font-awesome-4 ||
fontawesome ||
line-awesome ||
owl-carousel ||
lightslider ||
jquery-lazyloadxt-fadein-css ||
a3a3_lazy_load ||
redux-google-fonts-tx ||

Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up
Qué es y cómo constituir una ONG, Alcázar Abogados - Expertos reestructuraciones empresariales o societarias.

Qué es y cómo constituir una ONG

Es frecuente que personas con inquietudes que responden al ‘interés general’ (sociales, medioambientales, cooperación al desarrollo, etc.) en algún momento quieran contribuir activamente a esos fines y decidan constituir una Organización No Gubernamental (ONG). Pero, ¿cómo se constituye una ONG?

Para empezar hay que saber que una ONG es una ‘organización de iniciativa social, independiente de la Administración pública, que se dedica a actividades humanitarias, sin fines lucrativos’ (R.A.E), es decir, el concepto ONG hace referencia a una serie de características de las ‘organizaciones de tipo social’ pero este concepto no es una figura jurídica como tal,  sino una catalogación genérica que aglutina varios tipos de entidades: asociaciones, fundaciones, centros especiales de empleo, empresas de inserción, cooperativas, mutualidades, etc. Por tanto, se ha de tener claro el objetivo, cómo se quiere lograr, quiénes serán sus  beneficiarios y qué control se quiere tener, de esta forma ya se descartan varias formas jurídicas y es más fácil escoger entre las restantes.

Por lo general, cuando lo que se busca es el ‘interés general’, y no el de sus propios miembros, las formas jurídicas más extendidas son las asociaciones y fundaciones, que permiten un amplio abanico de fines y actividades. Sin embargo, también entre ellas hay diferencias, sobre todo en lo referente a la forma de gobierno, que se han de considerar antes de optar por una u otra.

La conclusión es que se tiende a pensar en el concepto de ONG cuando se plantea iniciar un proyecto social pero hay que tener en cuenta que no se trata de un traje jurídico propiamente dicho, sino que se deberá definir el proyecto para poder identificar cuál es la forma jurídica más adecuada. Una vez escogida, con esto ya sí se puede constituir.

Como hemos visto se trata de una decisión importante y en un primer momento puede resultar difícil orientarse entre el mar de distintas formas jurídicas, por eso recomendamos contar con la ayuda de un profesional que, en base a tus indicaciones y preferencias, sepa guiarte y asesorarte sobre cuál es el traje que mejor se adapta a tu proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*